martes, octubre 17, 2006

Un juez capitalino falla contra Proceso y Wornat

jorge carrasco araizaga
México, D.F., 16 de octubre (apro).- El juez décimo segundo de lo Civil en el Distrito Federal, Carlos Miguel Jiménez Mora, falló en contra de la revista Proceso y la periodista Olga Wornat en la demanda por daño moral interpuesta por Marta Sahagún de Fox.
En su sentencia fechada el viernes 13 de octubre, el juez inculpó a las acusadas de “haber incurrido en conductas ilegales”, al elaborar y publicar el texto “Historia de una anulación sospechosa”, en que la periodista de origen argentino contó la manera en que la Iglesia católica accedió a anular el matrimonio religioso de Sahagún con su primer esposo, Manuel Bribiesca Godoy.
El texto fue publicado por Proceso (1478) en febrero del 2005, pero fue hasta mayo siguiente cuando Sahagún decidió actuar legalmente. La esposa del presidente Vicente Fox interpuso la demanda en medio del escándalo provocado por la publicación del libro Crónicas malditas desde un México desolado, en cuyo capítulo “Los hijos de la jefa”, la propia Wornat se refirió al presunto tráfico de influencias y otras actividades ilegales por parte de los hijastros de Fox, sobre todo de Manuel Bribiesca Sahagún.
El fallo de Jiménez Mora es una sentencia en primera instancia, por lo que podrá ser recurrida tanto por la defensa legal de la revista como la de Wornat.
En su fallo, el juez condenó a las sentenciadas a pagarle a Sahagún, de manera solidaria, un millón 958 mil 580 pesos “por concepto de indemnización por daño moral”, en un plazo de cinco días a partir de que la sentencia sea ejecutable.
De no hacerlo, les advierte, “se les embargarán bienes suficientes de su propiedad que basten a garantizar (sic) el importe de lo sentenciado”, además de que condena a Proceso a publicar un extracto de la sentencia.
La sentencia es una reiteración de lo que el propio juez había resuelto en mayo pasado, cuando emitió una primera sentencia, a pesar que no se había agotado el periodo de pruebas.Por esa irregularidad, una instancia superior, la Primera Sala de lo Civil en el DF, le ordenó al juez reponer el procedimiento judicial para darle paso a las pruebas restantes, en especial el reconocimiento del presidente Vicente Fox a la demanda de su esposa.
El juez tuvo que darle entrada a esa prueba, pero al final mantuvo el fallo que ya había emitido a fines de abril y difundido el 3 de mayo pasado.Como en aquella ocasión, Jiménez Mora estableció que Wornat se entrometió en la vida privada de Sahagún, “dañándola gravemente” y “afectándola en sus sentimientos, honor y reputación”.
En el caso de Proceso –según el juez– “hay co-culpabilidad por existir una concertación” para violar la intimidad de Sahagún, quien mucho antes que se publicara el artículo de la demanda promovió intensamente su vida privada en los medios de información y entretenimiento del país.
Según el juez, el daño se cometió por revelar aspectos íntimos relativos a “las relaciones sexuales y creencias religiosas” de la esposa del presidente Fox.La prueba del daño moral, de acuerdo con el juzgador, es la mera publicación del texto, que según Jiménez Mora fue presentado con “una falsa apariencia de interés público”.
En realidad, dijo, Wornat y la revista “violaron” los artículos sexto y séptimo de la Constitución, en lo que se refiere a los límites de la libertad de expresión.
El daño moral lo cuantificó a partir de los 65 mil 286 ejemplares de la revista vendidos la semana de la publicación, y lo multiplicó por el precio de venta del semanario. La cifra de ventas la dio Sahagún y el juez la tomó como buena.Este triunfo en primera instancia de Sahagún se suma al obtenido por su hijo Manuel Bribiesca, en los mismos tribunales de justicia civil del DF, en la demanda por daño moral que puso contra Wornat por la publicación del libro Crónicas malditas…

1 Comentarios:

A la/s 6:47 p. m., Blogger Reva Doiss dijo...

Definitivamente un golpe para la libertad de expresión.

Me imagino que la amenaza al exdiputado González Schmall de parte de la primera dama no merece siquiera una mención judicial.

Pero una cita a un libro publicado, ese sí merece una demanda por daños a la moral.

Bonito país

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Web Counter
Visitas desde 01/VI/2006